Tres voces boricuas en la semifinal de La Voz Kids

Tres voces boricuas en la semifinal de La Voz Kids

A solo  dos semanas para que se celebre la final de la competencia de talento La Voz Kids,  los tres puertorriqueños que prevalecen como participantes reconocen que no tienen el triunfo seguro, a pesar de contar con el talento necesario para alzarse como ganadores.

Jonael Santiago, del equipo de  Natalia Jiménez, y  Jersen Ruiz y Jorge Cruz, del equipo del artista urbano Daddy Yankee aseguraron que cualquiera de los 12 participantes que pasaron a la etapa final podría resultar victorioso.

Los boricuas además expresaron su agradecimiento con la producción del reality y sus respectivos coaches, por las recomendaciones que les han brindado, cuyo resultado ha quedado evidenciado semana tras semana.

Al mismo tiempo, coincidieron en que más que competidores, los 12 concursantes se han convertido en una familia.

Por otro lado, Jonael, Jersen y Jorge aprovecharon la ocasión para agradecer las expresiones de apoyo de sus amigos y compañeros en sus respectivas escuelas, de sus vecinos y el pueblo de Puerto Rico  en general, que ha seguido su evolución a través del programa y por medio de las redes sociales.

Además de los boricuas, se mantienen en fila  Jesús Esquer,  Alberto Castro, América Vázquez, Franser Pazos, Samantha Ríos,  Brianna Arteaga,  Shanty Zumaya,  Milenia Pérez  y Wildania Aquino.

Jonael Santiago

Su simpatía y soltura en el escenario  de La Voz Kids no tienen límites. Puede que sea el más bajito de la competencia, pero la desenvoltura de Jonael Santiago ante el público, lo convierten en un verdadero gigante.

Y es con esos atributos que tiene derretida a su coach, la vocalista Natalia Jiménez, a quien el boricua de 11 años, y radicado en Miami, Florida, le agradece todos los consejos que han pulido su talento innato.

“Los comentarios que hace Natalia me hacen sentir que estoy haciendo un buen trabajo porque estoy deleitando a las personas, y las personas están disfrutando lo que hago”, señaló en entrevista teléfonica.

Jonael explicó que se mudó, junto a su familia a Estados Unidos cuando tenía 9 años. A pesar del tiempo transcurrido y la distancia que lo separa de su terruño, Puerto Rico siempre está en su corazón.

“Me gustaría llevar ese triunfo a Puerto Rico. Saber que el pueblo de Puerto Rico me apoya, me hace sentir feliz porque tengo  el apoyo de mi patria,  y pienso que en las buenas y en las malas me van a apoyar”, afirmó, mientras resaltó que desde niño era bien inquieto.

El pequeño, que cuando sea adulto quiere ser contador, recordó que ya a los 4 años “reconocí que quería cantar”.

Para él,  haber llegado a la semifinal ya es ganancia, debido a que por el nivel de competencia en La Voz Kids, “no imaginé que iba a llegar aquí, tan lejos. Me siento bien orgulloso”.

Jersen Ruiz

Su tímidez se vuelve nada cuando rompe a cantar.

Jersen Ruiz tiene una voz potente que ha sabido acariciar la salsa para distinguirse en La Voz Kids con  ese género, aun cuando sus favoritos son la música clásica,  la balada y mariachi.

Es ese aspecto de su carácter, precisamente, al que más atención le ha dedicado su coach, el cantante urbano Daddy Yankee.

“Cuando empecé, en las blinds (audiciones a ciegas), me dijo que yo miraba mucho al piso, y ya yo he dejado de mirar al piso porque eso es algo de inseguridad. También me ha insistido en que tengo que conectarme más con el público, que eso muy importante, y que lo demás yo lo tengo vocalmente” , expresó el adolescente de 14 años.

El joven natural de Humacao señaló que sus inspiraciones en la música provienen de estrellas como Il Volo, Andrea Bocelli y Pedró Capó. De hecho, los éxitos de los primeros dos son sus favoritos a la hora de darle rienda suelta a su talento.

“Practico mucho la ópera. Yo digo que si uno puede cantar esas canciones, lo demás, vocalmente, es fácil para ti”, indicó.

Además de ser cantante, a Jersen le gustaría tener una carrera en veterinaria. De hecho, su amor por los animales se manifiesta en la labor voluntaria que realiza para un albergue, ubicado en su pueblo de Humacao.

“Recogemos a los perritos, los educamos, les enseñamos técnicas básicas como sentarse, acostarse  y caminar con su amo, para después darlos en adopción”, explicó el joven, quien también disfruta practicar deportes.

Jorge Cruz

Cuando los coaches no giraron sus sillas durante las audiciones a ciegas  en la pasada edición de La Voz Kids, en lugar de rendirse, Jorge Cruz, de 14 años, se aplicó todos los consejos que en aquella ocasión le ofrecieron, trabajó duro durante un año y regresó esta vez  para dar cátedra de que, a veces, lo que se necesita es solo un poco de empeño.

Y aunque en esta segunda ocasión logró entrar, no se ha vuelto confiado, sino todo lo contrario. Las recomendaciones las toma al pie de la letra.

“El mejor consejo que nos ha dado Daddy Yankee es que la tarima es nuestra casa, que cuando subes a una tarima tienes que entrar con seguridad y cantar como si fuera la última vez”, señaló el adolescente.

Y así ha sido, a juzgar por la seguridad y el dominio que el joven ha demostrado presentación tras presentación. A pesar de eso, está claro en que la competencia está dura entre los participantes.

“Es que todos somos buenísimos. Yo diría que está difícil la competencia para todos”, reconoció Jorge, quien es natural de Trujillo Alto.

Igualmente, atribuyó al esfuerzo realizado por sus padres  el haber llegado a la etapa semifinal de La Voz Kids.

“Ellos fueron los que me apoyaron, los que me dijeron que no haber entrado el año pasado no significaba nada”, resaltó.

El novel artista además subrayó que quiere ir a la universidad.

“Me gustaría ser médico o estudiar leyes, porque son unas profesiones en las que nunca te puedes aburrir… Siento que son dos profesiones bien necesitadas hoy día”, sostuvo.

DÉJANOS TU COMENTARIO