Siete dirigentes de la Fifa, arrestados por corrupción en Suiza

Siete dirigentes de la Fifa, arrestados por corrupción en Suiza

Un terremoto sacudió los cimientos de la Fifa este miércoles con la imputación de 14 de sus miembros, sospechosos de corrupción, a dos días de la elección para la presidencia.

Catorce miembros de la Fifa, entre los que se encuentran nueve altos dirigentes y cinco miembros del organismo, están implicados en un escándalo de corrupción que se venía tejiendo desde hace 24 años y que fue revelado este miércoles por un tribunal federal en Brooklyn.

El fraude asciende a US$150 millones, que habrían sido obtenidos de contratos vinculados a los derechos internacionales de los torneos. Los pagos habrían transitado por bancos norteamericanos.

A petición de las autoridades estadounidenses, siete de los acusados, cinco de ellos latinoamericanos, fueron detenidos por la policía suiza como sospechosos de fraude, estafa y lavado de dinero, mientras adelantaban su encuentro anual en el hotel de cinco estrellas Baur aur Lac, con vistas a los Alpes y al lago de Zúrich. 

Ellos son Eduardo Li, presidente de la Federación de Costa Rica y miembro de los Comités Ejecutivos de Fifa y Concacaf; Julio Rocha, expresidente de la Federación Nicaragüense y responsable de desarrollo de la Fifa; Eugenio Figueredo, vicepresidente ejecutivo de la Fifa y expresidente de la Conmebol y de la Federación Uruguaya; Rafael Esquivel, presidente de la Federación Venezolana y miembro del Comité Ejecutivo de la Conmebol; y José María Marín, expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol y miembro del Comité de Organización de la Fifa para el fútbol olímpico.

Los otros dos detenidos en Suiza proceden de Islas Caimán, el presidente de la Concacaf, Jeffrey Webb, y uno de sus colaboradores, Costas Takkas.

Otros dos dirigentes del fútbol están vinculados en el caso, el expresidente trinitense de la Concacaf Jack Warner y el paraguayo Nicolás Leoz, expresidente de la Conmebol. Junto a ellos fueron acusados cinco dirigentes de empresas de marketing, de los cuales cuatro también eran latinoamericanos, uno de Brasil (Jose Margulies de Valente Corp y Somerton Ltd) y tres de Argentina (Alejandro Burzado de Torneos y Competencias, y Hugo y Mariano Jinkis de Full Play SA).

En una rueda de prensa, la ministra estadounidense de Justicia, Loretta Lynch, acusó a los inculpados de haber “corrompido los negocios del fútbol mundial para servir sus intereses y para enriquecerse personalmente”.

Seis de los siete dirigentes detenidos se oponen a su extradición al país norteamericano, indicó un comunicado de ministerio suizo de Justicia.

El ministerio pedirá a Estados Unidos que haga “llegar las demandas formales de extradición a Suiza en un plazo de 40 días”, según el tratado en vigor entre ambos países.

Y uno de los detenidos, del que no se dio a conocer su identidad, indicó que estaba dispuesto a someterse a la extradición simplificada. Si el proceso es confirmado, esta persona podría ser rápidamente entregada a las autoridades estadounidenses.

DÉJANOS TU COMENTARIO