La década prodigiosa

La década prodigiosa

La Copa de Europa que consiguió el Barcelona en Berlínle confiere la condición de ser el mejor equipo europeo de este siglo merced a los cuatro títulos que ha alcanzado en lo que ha sido su década prodigiosa. El dominio del equipo azulgrana en estos 10 años ha sido incuestionable desde que en 2006 Carles Puyol levantara la primera copa de esta serie.

Han sido cuatro títulos (2006, 2009, 2011 y 2015) y cuatro semifinales (2008, 2010 y 2012 y 2013) en estas 10 ediciones. Los otros seis títulos se han repartido entre seis equipos diferentes: Real Madrid (2014), Bayern Múnich (2013), Chelsea (2012), Inter de Milán (2010), Manchester United (2008) y Milan (2007). La diferencia es, por tanto, abismal.

Una década en la que el club ha tenido tres presidentes, cinco entrenadores y en la que han participado muchos jugadores, pero hay tres que destacan del resto al estar presentes en todas las ediciones. El buque insignia ha sido, sin duda, Leo Messi.

El argentino es la clave de que ahora mismo el Barcelona esté considerado el mejor equipo del mundo y de la década. Su prestación ha sido decisiva por goles, juego y asistencias. Se ha ganado a pulso ser el mejor jugador del mundo con cuatro Balones de Oro, va directo hacia el quinto, en este periodo de tiempo.

Una estrella que a buen seguro no habría brillado de la misma manera si no hubiera estado perfectamente respaldada por dos futbolistas como Iniesta y Xavi. Dos centrocampistas excepcionales y a los que Messi tiene un profundo respeto. Han sido sus perfectos compañeros de viaje en esta década en la que ellos fueron primeras espadas en una selección española que en ese periodo de tiempo alcanzó dos Eurocopas -con Xavi como mejor jugador de la primera e Iniesta de la segunda- y un Mundial.

Para entender la grandeza de la década prodigiosa basta el dato de que sólo el Liverpool (77-84) y el Real Madrid de los cincuenta habían logrado cuatro Champions o más en diez años. Ni los grandes equipos hegemónicos como Bayern, Ajax o Milan alcanzaron semejante dominio del continente. Es la era Barça.

Barcelona 1-0 Sampdoria (1992, Londres):Un gol de Koeman en la prórroga dio al Barcelona la primera Copa de Europa de su historia, tras un partido igualado, trabado, en el que los dos equipos tuvieron sus oportunidades. El golazo del holandés de falta, inolvidable para el barcelonismo.

Barcelona 2-1 Arsenal (2006, París):Fue la culminación del proyecto iniciado por Laporta en la presidencia, Rijkaard en el banquillo y Ronaldinho como líder en el césped. Era un equipo muy diferente al actual con futbolistas como Valdés, Puyol, Deco o Etoo como grandes actores secundarios detrás del brasileño. Xavi no participó en esa final al estar lesionado, Iniesta no fue titular y Messi no jugó. Rijkaard le dejó fuera al estar saliendo de una lesión, lo que no le sentó bien.

Barcelona 2-0 Manchester United (2009, Roma):Era el primer año de Guardiola en el banquillo. Pep llegó para dar aire nuevo a un equipo que había presentado en los dos últimos años síntomas de agotamiento. Aterrizó con el látigo en la mano, abriendo la puerta a Ronaldinho y Deco. El cambio le funcionó: el Barcelona ganó los seis títulos. Messi asumió ya el liderazgo del equipo y en las retinas de la culerada aún está el gol que marcó Iniesta en Stamford Bridge con un jugador menos.

Barcelona 3-1 Manchester United (2011, Londres):Fue la confirmación absoluta del proyecto Guardiola. A partir de ese instante el Barça fue considerado el equipo del momento. Su fútbol fue espectacular y sus jugadores rindieron a un nivel altísimo. Valdés ya estaba consolidado como ese gran portero que el club se pasó años buscando; Alves era una máquina por la banda derecha; Puyol y Piqué, una de las mejores parejas de centrales del mundo; Xavi e Iniesta, en plena madurez; y Messi…

Barcelona 3-1 Juventus (2015, Berlín):Cuatro años tardó el Barcelona en volver a una final. Costó encontrar al entrenador ideal hasta que apareció un Luis Enrique que tenía un pie fuera del Barça en enero, pero que recondujo la situación. La plantilla también experimentó profundos cambios: Valdés, Puyol y Villa se fueron y Xavi perdió protagonismo en el once titular. Pero aparecieron otros. Principalmente Neymar y Luis Suárez, los nuevos socios de Leo.

DÉJANOS TU COMENTARIO