El Madrid pide perdón a Keylor Navas

Cuando despertó,Keylortodavía estaba allí. Y seguirá estando en Valdebebas. El portero costarricense, aunque inquieto por los últimos movimientos, inusuales, que le afectaron en el cierre del mercado, se encuentra feliz de quedarse en elReal Madrid,preparado para asumir el reto de la titularidad y pletórico de cara a la vuelta de los partidos internacionales para empezar a disfrutar, sin amenazas de su dorsal 1.

Su escena de la película del lunes noche podría haber estado escrita por Ozores. Se encontró durante más de una hora a bordo de un avión privado que nunca llegó a despegar. ElManchester Unitedpretendía que viajase a Inglaterra para pasar el pertinente reconocimiento médico previo a la firma con el club británico. Pero elReal Madrid, alegando que dicho traslado no haría más que retrasar la operación, se negó. Y en esas estabaKeylor, con su representante y su mujer, subidos a una aeronave que nunca se llegó a despegar del suelo.

Finalmente, el meta y su comitiva se bajaron del avión tras dos horas perdidas y pusieron rumbo aValdebebas, donde tuvo lugar el reconocimiento del portero tico tras aceptar elUnitedla exigencia de apremio delMadridpara agilizar ambos trámites. Y mientras Navas se examinaba para incorporarse a las órdenes deVan Gaal, el que estaba a su lado en la Ciudad Deportiva delReal MadrideraRafa Benítez. El técnico blanco le tranquilizó de cara a su futuro, le deseó suerte y estuvo con él en las que debieron haber sido sus últimas horas como futbolista del Madrid.

Pero no fue así. La noche se empezó a enredar con el contrato deKeylory elManchester United. El guardameta tenía un problema con una de las cláusulas del escrito, la que hablaba del seguro de responsabilidad civil de la empresa que Navas debía crear enReino Unidopara gestionar sus derechos de imagen. Como el club inglés no aceptó la reclamación, el meta y su agente se vieron obligados a aceptar sin imponer esa condición en su nuevo contrato.

No acabaron ahí los desencuentros del club inglés y el portero costarricense. El representante de Keylor,Ricardo Cabañas,recibió un contrato de 18 páginas escrito en inglés, con bastantes tecnicismos, para leer, firmar y reenviar alManchester Unitedcon una media hora de margen. Y aun con todas las trabas de la tarde y de la noche, el contrato deNavasllegó en hora a las oficinas de los red devils.

Giro inesperado
Amaneció. YKeylorno estaba enMánchester. Seguía enMadrid. Los problemas de sobra conocidos en torno a la medianoche anterior habían frustrado su traspaso. Y él, tan contento. Se abre ante el costarricense una nueva etapa en la que es el portero titular delReal Madridy no tiene ninguna sombra externa que le aceche más allá de la competencia de su compañeroCasilla.

Acudió aValdebebasa entrarse en solitario por la mañana, algo que repetirá durante la semana. El costarricense recibió ayer permiso de su seleccionador para no viajar conCosta Ricay se quedará en laCiudad Deportiva. Allí se encontró con unBenítezque horas antes le había dado un abrazo de despedida. Entre ambos profesionales existe un respetuo mutuo. Keylor está a muerte conBenítezy el sentimiento es recíproco.

El club, como institución, se comunicó ayer con Keylor Navas para pedirle perdón por lo ocurrido durante el día del lunes y agradecerle su plena predisposición a cualquiera que fuera el plan del Madrid. El meta sale reforzado en las relaciones con el club y afronta esta resurrección sin envidias ni rencores, como reza el himno del conjunto blanco.

Entiende que en esa nueva etapa empieza de cero, se quiere olvidar de lo vivido y sucedido en las últimas fechas y está orgulloso de lo que ha conseguido. Aquellos aplausos del Bernabéu en su último partido parecían haberse quedado en simples pañuelos de estación, pero seguirán ahí el próximo 15 de septiembre, cuando el Madrid reciba al Shakhtar en la primera jornada de Champions.

DÉJANOS TU COMENTARIO