Divertida la presentación de Natalia Jiménez en el Choliseo

Divertida la presentación de Natalia Jiménez en el Choliseo

En medio de su gira para promocionar su concierto de este sábado en Puerto Rico, la cantautora española Natalia Jiménez había señalado que esta presentación sería una prueba de fuego en su carrera como solista.

Pues al parecer, por la aceptación del público que colmó el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot, en San Juan, la artista pasó con sobresaliente la prueba.

La vocalista se mostró simpatiquísima, como es usual en ella, y no dejó de compartir anécdotas y de dialogar y bromear con el público entre cada una de las canciones. Esta entrega fue reciprocada por los presentes, que cantaron con delirio casi todas las canciones de la velada de poco menos de dos horas.

El concierto de la cantante, que fue abierto por grupo puertorriqueño Ánima minutos antes, comenzó a las 9:16 p.m. con imágenes del vídeo de la canción “Creo en mí”, título de su último disco. Ataviada de una chaqueta roja, una falda negra con diseños rojos, azules y blancos, y unas botas altas rojas también, la cantautora entonó la canción “Algo brilla en mí”. Al verla, el público la recibió con vítores.

Los aplausos se repitieron al terminar la interpretación, ante una Natalia Jiménez visiblemente emocionada.

“De verdad que lo único que tengo que decir ante todos ustedes que han llenado este coliseo es: ¿En serio? ¿En serio vinieron todos? Muchas gracias por haber venido. Es una de las noches más felices. No recuerdo esto así de lleno nunca. De verdad. Que rico”, manifestó riendo.

La segunda canción del concierto fue “Mariposas”, la que cantó con energía. Al finalizar, volvió a señalar lo sorprendida que se sentía al ver la instalación llena de público.

A renglón seguido, indicó que cantaría una de sus canciones preferidas, “Niña”. Está se la dedicó a todos los niños con discapacidades y a las madres que se desviven por cuidarlos. Hay que destacar que los fanáticos de la vocalista española cantaron con ella este número.

Los próximas grabaciones en cantar fueron “Escapar” y “Tú no me quieres más”, que señaló que era de sus favoritas de su última entrega musical.

Tras estas cantar estas dos canciones, la artista abandonó el escenario mientras los músicos tocaban una canción con registros agudos y algo místicos, mientras en las tres pantallas se veían imágenes de la artista.

Natalia Jiménez regresó toda vestida de negro para cantar una de las canciones más conocidas de su época con la Quinta Estación: “Algo más”. La joven compartió el escenario con la cantante Yanelis Rivera, de la segunda edición de la Voz Kids. Antes de traerla al escenario dijo que como su disco se llama “Creo en mí”, ella había decidido traer a alguien que necesitaba un empuje.

Hay que destacar que Yanelis se lució en la interpretación de ese éxito. Al terminar ambas artistas se abrazaron y la joven lareña le agradeció a la artista española la oportunidad de compartir tarima en una noche tan especial. Luego de despedir a Yanelis, Natalia subrayó la cantidad de artistas talentosos con los que cuenta el país.

Las próximas canciones que entonó la intérprete fueron puro romanticismo como “Perdición”, “Recuérdame”, “Sólo tú me haces feliz” y “Tu y yo”. Todas fueron seguidas por los y las fanáticas, algunas de las cuales las cantaban con mucho dramatismo.

En esta sección, la vocalista hizo gala de sus dotes de guitarrista al cantar el éxito “Por ser tu mujer”. La chica contó que ella solía canta y tocar la guitarra en el metro allá en España. Sin embargo, al entrar a la Quinta Estación, dejó de hacerlo porque tenían un guitarrista.

“Pero ahora que no lo tengo, no veo porque no tocarla”, acotó justo antes de tocar los primeros acordes del éxito, que también fue seguido por las féminas que estaban en el llamado Choliseo.

Al culminar esta parte, la joven volvió a salir para cambiarse nuevamente de ropa. Ataviada con una camisa negra de mangas largas y un pantalón largo con una cola del mismo color, cantó “Que te quería” para beneplácito de los presentes.

Antes de cantar “Te esperaré”, bromeó con el asunto de tener un amor de lejos. De hecho, conversó con una fanática que le dejó saber que ella había pasado por esa experiencia.

Su próximo tema fue el éxito de la agrupación Soda Estereo, “De música ligera”. Antes de entonarla, dijo que a ella le habían contado que sus canciones eran favoritas en los karaokes del país. “Pues, esta es mi canción favorita de karaoke”, puntualizó divertida.

“Daría” y “Creo en mí” fueron sus próximas elecciones. Ambas canciones también fueron muy celebradas por el público.

La sección final, a la que salió con un traje de gala negro y un tocado de flores rojas y negras sobre su cabeza, comenzó con un éxito de su compatriota Rocío Dúrcal, “Amor eterno”. Su próxima elección fue una canción del mexicano Juan Gabriel, “Si quieres”, que cantó con mucho sentimiento.

En una onda más mexicana, la mujer cantó “El rey”, para la cual se deshizo del traje largo para vestirse un pequeño vestido negro. Le siguió la favorita de los karaokes en la Isla, “El sol no regresa”. Y tal como pasa en los negocios en los que alguien pide esta última canción, todos se pusieron de pie a cantarla.

Con el público aún de pie, la diva interpretó “Me muero”. Culminó la jornada con la conocida “Quédate con ella”. En ese momento, ya todas las personas estaban de pie grabando con sus celulares y bailando.

Sobre los detalles técnicos, hay que destacar que el sonido se escuchó impecable. De hecho, la artista estuvo acompañada en tarima por unos 10 músicos, además de un mariachi. Asimismo, la voz Natalia Jiménez sonó potente. También hay que distinguir el montaje de luces y las pantallas que adornaban el escenario, que complementaron la puesta en escena de la intérprete.

Al final, tal y como se lo propuso, Natalia Jiménez hizo de la presentación -que fue transmitida a través de internet a otros países- una muy divertidísima en la que el público salió complacido.

DÉJANOS TU COMENTARIO