Daddy Yankee & Nicky Jam armaron fiesta en el Jockey Club de Paraguay

Daddy Yankee y Nicky Jam armaron fiesta en el Jockey Club de Paraguay

Nicky Jam fue el encargado de dar inicio a la fiesta, alrededor de las 21:30, cuando subió a escena con “El Perdón”, que contó con una introducción acústica en la guitarra.

En medio de la euforia del público y efectos pirotécnicos, el cantante siguió con “Si Tú No Estás” y “Suele Suceder”.

En medio del show, la seguridad se vio superada y centenares de personas que estaban en el sector de campo consiguieron hacer ceder una de las vallas y colarse al área VIP, provocando una estampida que finalmente pudo ser controlada.

Tras su éxito “Travesuras”, Nicky Jam junto a sus coristas animaron al público recurriendo a las habituales preguntas de dónde está la gente de Cerro y Olimpia, los de la derecha y la izquierda.

Acompañado en escena por un guitarrista, dos coristas, un DJ y 6 bailarines, Nicky Jam cerró su presentación con “Voy A Beber”.

Luego de una serie de videos musicales, le tocó el turno a Daddy Yankee. Con toda la “Gasolina”, el boricua subió a escena acompañado de bailarines y efectos pirotécnicos.

Con su contagioso ritmo y con una gran capacidad para improvisar letras, el reguetonero repasó temas como el “Watch Out For This”, de Major Lazer; y su ya clásico “Lo Que Pasó, Pasó”.

“Los extrañaba desde hace ocho años”, señaló el cantante, que en otro momento expresó su gran ansiedad por reencontrarse con el público paraguayo.

“Descontrol” también formó parte del repertorio, que hizo bailar a los presentes con temas como “¿Qué Tengo Que Hacer?” y “Lovumba”.

El artista portorriqueño aprovechó el encuentro para presentar su nueva canción “Sígueme Y Te Sigo”, invitando al público a ir “pa’ la rumba”.

Éxitos de años pasados como “Pose”, “Llamado de Emergencia”, “La Nueva Y La Ex” hicieron delirar a los presentes, que siguieron bailando al ritmo de “Danza Kuduro” y “Ella Me Levantó”.

Acompañado de un DJ y un corista en escena, Daddy Yankee finalmente llevó al público al “Limbo”, en medio de una lluvia de papel picado, serpentinas y con el Jockey convertido en una gran pista de baile.

DÉJANOS TU COMENTARIO