Brasil rescata a una decepcionante Colombia

Colombia comprometió su futuro. No venció a Perú y durante unas horas estuvo contra las cuerdas. Un empate en el otro partido del grupo, el Brasil-Venezuela, habría dejado a los colombianos fuera de la Copa América. Los colombianos agradecieron la victoria de La Canarinha, que hace unos días se habían hecho y dicho de todo. En cuartos también estarán los peruanos, que volvieron a rayar a un gran nivel. Igual que su rival en Temuco volvió a decepcionar.

James, entre algodones estos días, pudo jugar, pero tampoco rescató a los cafeteros. Le faltó constancia, aunque las mejores acciones de Colombia pasaron por sus botas. El resto no le acompañó demasiado. El equipo de Pekerman volvió a sentirse frustrado. Sólo la victoria de Brasil evitó un fracaso prematuro en Chile.

Colombia engañó al principio. Su buen inicio fue un espejismo. Sin tiempo para sudar, Gallese sacó un disparo envenenado de Falcao. No fue un aviso de lo que estaba por llegar. Casi que ahí se quedaron los colombianos, que se evaporaron como la espuma. La lesión de Edwin Valencia antes de la media hora acabó por detener lo que funcionó al principio.

Perú fue equilibrando el partido e incluso llegó a gobernarlo durante un buen rato. Colombia fue presa de los nervios. Jugó con demasiada prisa. El encuentro se estabilizó en un feo escenario para los amantes del café.

A rezar
Los de Pekerman no mejoraron tras el descanso. Perú se animó y pudo pagarlo, pero se detuvo a tiempo (con el empate tenía suficiente y era tontería buscar la victoria concediendo espacios).

A Colombia no le sirvió ni el arreón final. Ibarbo y Jackson (entró por un Falcao cada vez más apagado) tampoco llegaron a tiempo. James y compañía rezaron después de ducharse y les escucharon. Brasil les perdonó todos sus pecados.

DÉJANOS TU COMENTARIO